RESUMEN DE NOTICIAS DE " LA NUEVA ESPAÑA" Y "EL COMERCIO"
Temporada 2018/2019
MAYO de 2019

Un Langreo de Copa

Los de Hernán Pérez superan con claridad al Leioa y logran el billete para la próxima edición del torneo del K.O.

20/05/2019 H.Núñez para lanuevaespaña.es

 

El Langreo cerró la temporada de su regreso a Segunda División B sellando el billete para la próxima edición de la Copa del Rey. El conjunto que entrena Hernán Pérez necesitaba un punto en la última jornada del campeonato ante el Leioa para clasificarse para el torneo copero y no sólo lo sumó sino que goleó a un conjunto vasco que, una semana antes, había cumplido con este mismo objetivo y que llegaba al Nuevo Ganzábal con los deberes más que hechos.

El cierre de temporada en el coliseo azulgrana fue toda una fiesta. Una fiesta que tuvo como protagonista a un equipo langreano que ha cerrado la campaña con una nota de matrícula de honor. Un curso que se antojaba más que complicado para uno de los clubes más austeros de la categoría y que nunca ha temido por el descenso. Los pupilos de Hernán Pérez sellaron la permanencia hace semanas y su sueño era la Copa desde hace más que un mes. Un sueño que es una realidad gracias a la fuerza del conjunto porque ante todo este Langreo ha sido un equipo con letras mayúsculas.

Ayer los azulgranas necesitaban un punto para cumplir un sueño y tuvieron que hacer otra nueva apelación a la fuerza coral para lograrlo. Las bajas de Allyson y Jorge, unidas a las de Zubiri, Álvaro Cuello y Samba, dejaban a Hernán casi con los justos, pero este Langreo es más que un once titular. Ayer fue la tarde del goleador David González como ha sido habitual, pero también la de un secundario de lujo como Aimar Gulin o el despertar de un Otia que se mostró infranqueable o la última contribución del gran capitán Nacho Calvillo, quien volvió a ser el líder en el campo. Todo para sellar el billete para la Copa.

En apenas veinte minutos el Langreo dejó encarrilado su billete para la próxima edición de la Copa del Rey. En este tiempo los pupilos de Hernán Pérez se colocaron con un 2-0 que hacía indicar que el triunfo se quedaría en el Nuevo Ganzábal, como así fue.

Los azulgranas apelaron a la verticalidad. Esa que les hizo, antes, asegurarse la permanencia para, ahora, acercarse a la Copa. Esa verticalidad con la que cayeron en el Ganzábal colosos como el Racing de Santander. Con esa rapidez llegaron los dos tantos. Dos goles cimentados desde el desparpajo y desde la banda derecha del ataque local. El primero, tras una jugada larga en la que el meta Atangana desvió al larguero un derechazo de Héctor Nespral, pero que en la segunda jugada el Langreo llevó el esférico al otro sector del campo, el izquierdo, donde Aimar Gulin centró para que, tras un rechace de los zagueros, Dani Ábalo anotara de tiro cruzado.

En pleno arreón local Javi Sánchez se cayó al sector diestro donde centró con la zurda para la llegada en segunda línea de Nacho Calvillo, quien hizo el segundo de cabeza. Era el 2-0 y el Langreo cumplía con la primera parte de un plan que le debía llevar a la Copa. La segunda era asegurar esta renta, lo que hizo hasta un intermedio al que se llegó con este resultado.

Parecía que el Langreo iba a apelar a la fortaleza defensiva y ese carácter competitivo que le hizo acercarse a la Copa, pero lejos de eso los azulgranas siguieron machacando a base de verticalidad. Aimar Gulín volvió a entrar por la banda izquierda, tras un rechace de la zaga en un córner, y centró para que David González anotara el tercero al aprovecharse de un mal despeje del meta Atangana. Era el minuto 51 y el triunfo estaba cantado, pero lo estuvo más cuando el mismo David González hizo el 4-0 en el minuto 60 al volver a aprovecharse de otro servicio de Aimar Gulín.

El 4-0 hizo que el delirio imperara en el Ganzábal ante un Leioa que tiró de arrestos para intentar acercarse a la meta de un Adrián Torre quien, con dos paradas, hizo esperar el gol del honor del Leioa hasta en los últimos compases del duelo.

El futuro de Hernán Pérez

Muy contento por la clasificación para la Copa del Rey, que calificó como «un éxito tremendo», Hernán Pérez confesó que a principio de temporada no esperaba «disfrutar tanto y sufrir tan poco». El técnico ovetense confesó que, «tras cuatro años de desgaste», quiere «descansar dos días» antes de decidir su futuro.

«Nos vamos a sentar con el Langreo, al que tenemos máximo respeto, vamos a escuchar a todo el mundo y luego decidir», aseguró Hernán, agradecido al club por la confianza recibida «sobre todo en los malos momentos». «Me parece justo sentarme con ellos y escucharles», afirmó el ovetense, que indicó que pase lo que pase será «un langreano más». «Siento mucho aprecio por este club y le voy a desear siempre lo mejor», apostilló.

 

El Langreo sigue sin Copa

Los de Hernán vuelven a perder a domicilio y son incapaces de cerrar su clasificación copera de cara a la próxima temporada

13/05/2019 Área11 para lanuevaespaña.es

 

El conjunto de Hernán Pérez tenía la opción de conseguir matemáticamente y ante un rival directo como el Amorebieta su presencia en la Copa de cara a la próxima temporada. Sin embargo, en Urritxe confirmó su mala racha a domicilio con una nueva derrota al perder por dos goles a cero. Los goles de Itu y Orozko fulminaron a un conjunto asturiano que, solo en la primera mitad, supo competir de tú a tú contra un rival que ha sido uno de los mejores en la segunda vuelta.

El Langreo creó muy pocas oportunidades para rascar algo positivo y ahora deja su clasificación para la Copa pendiente de sacar un punto en la última jornada en casa ante otro rival directo como el Leioa.

El partido comenzó con mucho ritmo y con dos equipos que llegaban relativamente fácil a la zona de tres cuartos, pero a ambos les faltaba el último pase para crear ocasiones. Cerca del ecuador de la primera mitad llegó la primera clara oportunidad visitante en una arrancada de Aimar Gulin. El interior derecho se sacó un chut cruzado que tocó lo justo en la pierna del defensor, lo que hizo que el balón saliera rozando el poste. Cuando más cerca parecía estar el 0-1, los vizcaínos movieron el marcador al cumplirse la hora de encuentro. Iturraspe se encontró demasiado solo dentro del área y libre de marca disparó de forma rasa y cruzada haciendo inútil el intento de despeje de Adrián Torres,

Ese tanto reafirmó a los locales en su intento de seguir sorprendiendo a la contra. Itu perdonó el segundo en una clara indecisión a la hora de despejar en el centro de la zaga asturiana, pero su envenenada rosca cerca de la frontal salió fuera por centímetros. Los de Hernán Pérez continuaron sus ofensivas hasta el descanso, pero carecían de cierto aplomo para solucionar varias opciones de superioridad. Además, tampoco Javi Sánchez estaba inspirado en el remate desperdiciando sendas ocasiones que hubiesen puesto al final de la primera mitad quizás un empate más justo por lo visto sobre el terreno de juego de Urretxe.

En la reanudación, los locales adelantaron sus posiciones y con una presión relativamente alta se hicieron con una mejor posición del cuero e inutilizaron a un Langreo muy incómodo a la hora de crear juego. Gran parte de sus ataques se volcaban en la parte zurda de la defensa visitante, pero sus envíos, afortunadamente, no encontraban rematador.

Hernán Pérez pronto movió piezas en la medular con la entrada de Omar por Samba, que ya por entonces tenía amarilla. Los minutos pasaban sin mayores novedades con un juego demasiado trabado y las áreas prácticamente intactas, sobre todo la de un Amorebieta que llevaba el control del partido y mantenía plácidamente la renta adquirida. Lejos de aumentar las prestaciones del conjunto asturiano, con el paso del tiempo, estaban cada vez más imprecisos e Iker Bilbao avisó con un remate de cabeza demasiado blando para perdonador la sentencia a falta de un cuarto de hora.

Para entonces, el técnico visitante seguía buscando la tecla para buscar una reacción que no aparecía. Realizó un cambio en los laterales con la entrada de Cabranes en el lateral zurdo, lo que desplazaba a Álvaro Cuello al lateral derecho. Pero nada cambiaba sobre el césped y el esquema táctico era prácticamente similar.

Por si fuera poco, con la entrada de Abel se buscaba un jugador de enlace y con llegada para intentar sorprender a un oponente que seguía manteniendo el orden en todas sus líneas. Pero el Langreo le faltaba balón y un poco de alma e ímpetu para rascar un punto que hubiese sido vital en esa lucha por entrar en la Copa. Ya en el tramo final, el Amorebieta encontró su definitivo premio con un segundo gol más que merecido al ajustar Iker Bilbao un potente derechazo junto al palo. De esta forma, al menos se pudo mantener el golaverage particular con un cuadro vizcaíno que fue de menos a más en el partido, todo lo contrario que el Langreo.

"Estamos al final y llegamos justos de gasolina"

El entrenador del Langreo, Hernán Pérez, aseguró que "la primera mitad ha estado igualada y el Amorebieta ha sabido aprovechar su primera ocasión para adelantarse en el marcador. Ese gol nos ha generado dudas porque lo lógico hubiese sido haberse ido al descanso con empate, pero ya sabemos que en el fútbol lo importante es acertar de cara a puerta". El técnico asturiano añadió que "la segunda mitad ha sido más nuestra, hemos tenido más posesión, pero con el cansancio que llevamos, se nos ha hecho largo el partido".

Para concluir Hernán Pérez destacó que "estamos en la parte final de la Liga y estamos justos de gasolina. El Amorebieta se ha encontrado muy cómodo y con cambios de refresco que le han dado muy buenas opciones. Pero pensando en nosotros, estamos solo a un punto de entrar en la Copa, nos lo vamos a jugar en casa y hay que decir que una ocasión así ya la hubiese firmado en verano".

Por su parte, el técnico del Amorebieta, Íñigo Vélez dijo que "el equipo ha estado muy bien. En la primera parte no hemos tenido muchas ocasiones, pero en la reanudación hemos apretado más y así hemos podido acabar la Liga en casa ganando. El Langreo nos esperó atrás, pero hemos teniendo paciencia para buscar el juego por las bandas sin conceder opciones claras al rival".

 

 

Objetivo certificado

El Langreo doblega a la Gimnástica de Torrelavega, asegura la permanencia matemática y mira hacia la Copa del Rey

05/05/2019 Pepe P. para lanuevaespaña.es

 

La permanencia ya es una realidad. El Langreo certificó ayer con su triunfo ante la Gimnástica de Torelavega su salvación. Pase lo que pase en los dos encuentros restantes, el equipo azulgrana ya no puede caer a puestos de promoción de descenso. Las miras del equipo de Ganzábal pasan ya por lograr una de las plazas que le dan derecho a jugar la Copa del Rey la próxima temporada.

El conjunto azulgrana afrontó un partido atípico en la tarde de ayer. El triunfo del Real Unión, media hora antes de empezar el choque de Ganzábal, confirmaba el descenso matemático del rival de los asturianos, la Gimnástica de Torrelavega. Pese a que podía parecer que los cántabros iban a saltar al terreno de juego entregados y rendidos, ofrecieron un gran encuentro y fueron un digno rival para los pupilos de Hernán Pérez. El duelo cambió drásticamente con la expulsión de Nacho, al comienzo de la segunda mitad.

Los dos equipos ofrecieron un juego alegre y vistoso en los primeros compases, aunque fueron los langreanos quienes saltaron más activos al terreno de juego, con los acercamientos más claros. David González, en un saque de esquina, pudo abrir la lata a los cuatro minutos. Con el transcurso del tiempo, la Gimnástica superó el asfixio inicial de los locales y se desplegó en ataque, aunque el meta Álex Ruiz fue el más destacado de los cántabros en la primera mitad. Javi Sánchez y Aimar Gulín dispusieron de las ocasiones más claras en la primera mitad, ambas desbaratadas por el portero del equipo torrelaveguense.

Tras el paso por vestuarios, Primo dio el primer susto al Langreo, pero acto seguido, la segunda amarilla a Víctor cambió el duelo. Los locales se volcaron a la portería cántabra, aunque Salas llegó a tener en sus botas el 0-1. El asedio langreano comenzó a hacer mella en la moral de una Gimnástica que se iba encerrando conforme pasaban los minutos. El trío David, Abalo y Aimar seguía haciendode las suyas en la parte atacante, pero el gol se resistía. En una jugada al primer toque, entre David y Abalo, que terminó el las botas del gallego, llegó el tanto langreano.

El equipo azulgrana resistió durante los diez minutos restantes para sumar un triunfo capital en su empeño por clasificarse para la Copa del Rey. Los de Hernán afrontarán los dos últimos encuentros ligueros -ambos con horario unificado- ante dos rivales directos, el Amorebieta y el Leioa. El premio, estar en el bombo del torneo del K.O. la próxima temporada.