RESUMEN DE NOTICIAS DE "EL COMERCIO" Y "FUTBOLASTURIANO.ES"
Temporada 2020/2021
MARZO de 2021

 

Los equipos asturianos acaban de conocer sus rivales para la segunda fase

Esta mañana se disputó, en horario unificado, la última jornada de la primera fase en el grupo 1A. Langreo, Marino, Vetusta, Lealtad, Sporting 'B' y Marino ya conocen sus rivales y la primera jornada de la segunda fase.

29/03/21 futbolasturiano.es

 

Los equipos gallegos y castellano-leoneses disputaron esta mañana, en horario unificado, la última jornada de la primera fase, que finalizó una semana después que en el grupo 1B debido a la incidencia de la Covid-19. Los equipos asturianos conocieron hoy a los que serán sus rivales en la Segunda Fase, que comenzará el próximo fin de semana, a falta de que todo esto lo confirme oficialmente la RFEF en las próximas horas.

"Fase por el Ascenso a Primera RFEF"

El Langreo y el Marino acabaron en la quinta y sexta posición y comenzarán la segunda fase con 25 y 22 puntos, respectivamente, en la que también participará el Numancia, cuarto clasificado del grupo 1B con 25 puntos. Sus rivales serán el Deportivo de la Coruña, Racing de Ferrol y S.D. Compostela, con los que jugarán un total de seis partidos, dos ante cada uno. Los dos equipos con mejor puntuación de estos seis ascenderán a Primera RFEF.

"Fase por la Permanencia en Segunda RFEF"

Las cuatro posiciones que daban lugar a la fase por la permanencia las ocuparon equipos asturianos: Real Oviedo 'B', Lealtad, R. Sporting 'B' y Covadonga. Hoy conocieron que se medirán en la segunda fase al Pontevedra C.F., Coruxo F.C., Salamanca C.F. y C.D. Guijuelo.

De estos ocho equipos descenderán los cinco que peor puntuación obtengan. Cabe la posibilidad de que descienda también el tercer clasificado con peor puntuación, si es el que tiene peor puntuación de los cinco grupos de Segunda B.

 

El Langreo se salva y condena al Lealtad

Ketu, desde los once metros, anotó el gol que obliga al Lealtad a jugar la segunda fase por la permanencia. Los langreanos estuvieron muy ordenados y ahora tratarán de ascender a Primera RFEF

21/03/21 futbolasturiano.es

 

Era una final en la que iba a haber vencedores y vencidos. El Lealtad estaba obligado a ganar y esperar, mientras que al Langreo necesitaba puntuar para, en ambos casos, eludir la segunda fase por la permanencia. El gol de Ketu permite al Langreo acabar la primera fase en quinta posición y con una puntuación que les permitirá soñar en la segunda fase con intentar alcanzar la nueva Primera RFEF. El Lealtad, por su parte, lo intentó de principio a fin, pero no fue capaz de abrir el ordenado entramado defensivo del Langreo, perdiendo el partido cuando lo tenía más de cara con la expulsión de Cristian Ferreiro. Los negrillos se medirán a gallegos y castellano-leoneses para jugar la próxima temporada en Segunda RFEF y evitar caer a Tercera RFEF.

Los dos técnicos salieron con las espadas en todo lo alto. Clemente Sánchez formó con su once de gala y esquema habitual, mientras que Ángel Rodríguez tuvo que cambiar incluso de sistema, formando con un 5-2-3, con Jorge Hernández Escorado a la derecha, David Iglesias a la izquierda y Ketu en punta.

El Lealtad salió más ambicioso en una primera mitad donde imperó el respeto. Los locales llevaban la iniciativa, pero el Langreo no pasaba apuros, con un dispositivo defensivo que desbarataba cualquier aproximación negrilla. El Lealtad lo intentaba por las bandas, especialmente por la derecha con Miguel Obaya y Juan Mera, pero todos los centros al área los despejó la acertada zaga del Langreo, comandada por el veterano Gonzalo de la Fuente.

El Langreo fiaba su juego de ataque en transiciones rápidas y a la contra, pero tampoco tuvieron un bagaje ofensivo destacado. Su única ocasión fue un remate a la media vuelta de David Iglesias, dentro del área, que salió desviado por poco en el minuto 26.

No cambió el guion tras el descanso, con un Lealtad que iba incrementando sus acercamientos al área defendida por Adrián Torre. Los negrillos merodearon el área en multitud de ocasiones, pero adolecieron del último pase y de remate para los numerosos centros laterales que realizaron, culpa también del buen trabajo de la zaga langreana. Gayoso y Juan Mera lo intentaron desde la frontal, con dos remates que se marcharon alto por poco.

El técnico local movió fichas para intentar agitar el partido y pasó a jugar con dos puntas. Clemente retiró a Maissa y dio entrada a Gabri Salazar para acompañar a un voluntarioso Saha, que estuvo muy activo, pero maniatado en el área visitante.

El Langreo se adelantó en inferioridad numérica

Cristian Ferreiro vio la segunda amonestación en el minuto 72, tras tocar el balón con la mano ante Juan López, cerca del córner. En la falta a punto estuvo de marcar Unai Hernández, pero entre Adrián Torre y el larguero desviaron el balón. Y a la contra llegó el 0-1. Ketu corrió desde la medular y se plantó ante Bussmann, que lo derribó cuando le driblaba el atacante. El colegiado cántabro, López Toca, que rozó la perfección, señaló la pena máxima que convirtió el propio Ketu, engañando al alemán, con un lanzamiento raso y a su derecha.

El Lealtad no bajó los brazos y pudo empatar tres minutos después, tras un gran pase en profundidad de René Pérez para Gabri Salazar, pero el remate del delantero lo sacó Adrián Torre con una mano providencial.

El encuentro llegó al tramo final con el Lealtad volcado, jugando con René, Iriondo y Jordi Pola como cierres, y Kofi Atta y Unai Hernández en las bandas. El Langreo se mantuvo firme y no concedió ninguna ocasión a los locales, más allá de un remate alto de Unai, volando los puntos hacia Ganzábal sin demasiado sufrimiento para los de Ángel Rodríguez.

 

El Unión tira de orgullo para sacar un punto

Un zapatazo de Álvaro Muñiz en el último suspiro igualó el tanto inicial de Moha, muy protestado por los locales, que merecieron la victoria a pesar de jugar 40 minutos con un hombre menos por la expulsión de Marenyà.

14/03/21 futbolasturiano.es

 

El Unión Popular de Langreo rescató un punto en el descuento, muy celebrado por la manera en la que se produjo, pero que deja un sabor agridulce por la sensación de que mereció llevarse algo más. El Numancia consiguió adelantarse al borde del descanso en su primer disparo a puerta. Un tanto protestado por los locales, que entendían que debió haber sido anulado después de que el asistente levantase la bandera indicando fuera de juego. La expulsión de Marenyà por doble amarilla en el 55 complicó aún más las cosas a los de Ángel Rodríguez, que lejos de hundirse embotellaron al Numancia en busca del empate. Un tanto que no llegó hasta el descuento. Álvaro Muñiz sorprendió a Ximo Miralles con un potente disparo desde fuera del área, que permitió a los langreanos llevarse un punto en el último suspiro.

Ganzábal recibía a un Numancia que iba a medir las aspiraciones del Unión. Los langreanos necesitaban una victoria para asegurar la permanencia, y para mantener sus opciones de alcanzar la tercera plaza. Un puesto al que también opositaban los sorianos, inmersos en una crisis de juego y resultados que les mantiene en la pelea por la permanencia, lejos del objetivo con el que arrancó la competición, el retorno a Segunda División.

Los locales entraron mejor al encuentro, que comenzó con un gol anulado a David Iglesias por un fuera de juego inexistente de Víctor de Baunbag. Un inicio dominador del Unión, que también pudo adelantarse a los 10 minutos en un remate de volea de Ketu tras una falta lateral. El primer acercamiento del Numancia no llegó hasta el minuto 26, en un disparo lejano de del Campo que salió rozando el poste. Esta sería una de las pocas ocasiones de los sorianos, que solo ponían en aprietos a la zaga local con las internadas de un inspirado Diego Aguirre. Precisamente el lateral sería protagonista en la jugada del gol. Aguirre desbordó a Cristian, que reclamó fuera de banda mientras éste ganaba la línea de fondo y servía el balón al punto de penalti. Ljunberg metió la puntera para evitar un remate, pero su despeje cayó a los pies de Gabarre. Adrián Torre evitó el tanto del ariete con el pie, pero no pudo hacer nada ante Moha, que le batió en el rechace con un cabezazo sobre la línea. Un tanto muy protestado por los locales, que entendían que debía ser anulado después de que el asistente levantase el banderín tras el remate de Gabarre, indicando un fuera de juego que corrigió el árbitro principal. Un mazazo para el Unión, que también perdía a Miguel Santos por lesión al borde del descanso.

La segunda parte también comenzó con malas noticias para el conjunto langreano. A los diez minutos de la reanudación Jordi Marenyà veía la segunda amarilla, dejando a su equipo con diez durante cuarenta minutos. Un golpe que encajó bien el Unión, que lejos de desmoronarse mantuvo el dominio del partido y se lanzó a por el empate ante un Numancia que iba a pagar su racanería. Los de Ángel Rodríguez tuvieron el empate en un lanzamiento de falta de David Iglesias que repelió el larguero, rozando un tanto que iba a llegar en el minuto 91 en otra falta lejana. David Iglesias pisó el balón para Álvaro Muñiz, que soltó un latigazo que se coló junto al palo derecho de Miralles. Un premio a la insistencia del Unión, que tuvo la victoria en el 94 en otro zurdazo de Álvaro Muñiz que se fue a escasos centímetros del poste, y con el que el partido llegó a su fin.

 

El Unión cae en León y se complica la vida

Los langreanos acusaron la bajas en un partido donde consiguieron adelantarse en el marcador, pero acabaron volviendo de vacío. El conunto de Ángel Rodríguez ve como la zona roja empieza a acecharle.

07/03/21 futbolasturiano.es

 

Mucho que pelear le queda al Unión Popular de Langreo en los dos encuentros que le restan de primera fase. Tras la derrota de esta tarde en el Reino de León, donde el Langreo dejó poco brillo y fue claramente de más a menos en el partido, ve como el sueño de la Primera RFEF, sin desvanecerse se aleja bastante y como la zona roja de la tabla, que condena a jugar esa fratricida fase por la permanencia se le puede echar encima ya.

Cierto que el rival de hoy era de enjundia, de una liga que al Unión no le toca jugar y más con la cantidad de bajas de jugadores importantes que tenía hoy el equipo de Ángel Rodríguez. Pero aún así dejó destellos y acciones para la esperanza que le hicieron incluso ponerse por delante. Pero un empate rápido y el balón parado acabaron condenando al equipo langreano que tendrá que pelear mucho en las dos jornadas que le restan para frenar su caída y la mala racha de resultados que atraviesa.

El partido comenzó con el guión que se esperaba. La Cultural, como equipo local y sobre el papel superior asumió su condición de dominador. El Unión se ordenó bien en un bloque medio bajo y ahogó a la Cultural. Tanto que por los costados logró lanzar buenas transiciones que acabarían dando premio. El primer aviso lo dio Miguel Santos por la derecha, centrando y David Iglesias cabeceando fuera. No sufría en defensa el conjunto de Ganzábal y se le notaba cómodo.

Solo dos malos remates de Héctor Hernández llevaron un ‘¡uy!’ a las pobladas gradas del Reino de León, que albergaron a algo más de 2.000 espectadores. Causa impresión ver como a menos de 100 kilómetros del Principado las aficiones si puedes acceder en buen número respetando los protocolos de seguridad sin que haya ningún problema. Esa comodidad que daba el Langreo acabaría en el 0-1. Álvaro Muñiz le pone el balón a David Iglesias se zafa de Toni Abad, filtra un pase ante un lento Héctor Rodas a un Jorge Hernández que entrando desde atrás marca sin oposición. Gran transición del conjunto langreano para abrir el marcador.

Sin embargo, la mala fortuna y la calidad de un jugador de otra categoría como es Dioni Villalba no tardaría en poner el empate. Castañeda pone un balón frontal sin aparente peligro, pero el malagueño se hace hueco en el área y sin dejarla botar empala una volea imposible para Adrián Torre. Muy blanda la defensa del Unión, aunque eso no quita mérito a la perfecta definición del máximo goleador culturalista. Así finalizaba la primera parte sin más incidencia que una amonestación para Ljungberg que debutaba hoy con el Unión sin apenas mostrarse.

En la segunda parte la Cultural salió lanzada, pero el Langreo supo aguantar. A pesar de un error de Cristian que casi le cuesta el 2-1, el Unión fue creciendo especialmente con la entrada de Xurde -muy buenos minutos de salida- y de Allyson por dos desaparecidos Ljungberg y De Baunbag. Cristian tuvo el 1-2 en un córner que remató en el segundo palo y cuando se parecía se colaba, Héctor Rodas evitó el tanto bajo palos.

El partido estaba, conforme avanzaban los minutos, como en el primer tiempo. La Cultural no lograba hacer daño al Unión y éste buscaba salir con peligro. Pero apareció el balón parado. Un córner de Sergio Marcos lo cabeceó Héctor Rodas en el punto de penalti a la escuadra izquierda, imposible para Adrián Torre y ponía el 2-1. Mazazo, pero era solo un gol por debajo. Pero solo cinco minutos después un centro de Carlos Bravo, el mejor de la Cultural desde su salida al campo, no lo aciertan a despejar ni Cristian, ni Miguel Santos, recuperando Samu Araújo que lanza un fuerte disparo cruzado imposible para Adrián Torre.

Con poco más de un cuarto de hora, el partido quedó visto para sentencia. Debutó Imad con el Unión y el joven ariete tuvo una ocasión para poner el 3-2, pero tras su buena maniobra dentro del área disparó muy flojo a las manos de Zubiaurre. Esa y un disparo de Carlos Bravo sin problemas para Adrián Torre fue el bagaje ofensivo de esos últimos minutos que dejan al Unión sin premio en su visita a León.

Se queda el conjunto de Ángel Rodríguez con 21 puntos, a tres puntos de la tercera plaza, pero también solo tres por encima de la séptima a falta de que Vetusta y Marino jueguen este domingo. Si vencen ambos, los del Nuevo Ganzábal se quedarán sin margen de error para el partido del próximo sábado a las 17:30 horas en su estadio frente al CD Numancia.

 

Víctor Fernández-Miranda, reelegido presidente del Langreo

Fue el único candidato que se presentó a las elecciones e iniciará su séptimo año como presidente. Sus objetivos: asentar al equipo en Segunda B y sanear al club.

04/03/21 futbolasturiano.es

 

Esta tarde finalizó el proceso electoral en el Unión Popular de Langreo. Víctor Fernández-Miranda, único candidato que concurrió a las elecciones, fue reelegido presidente después de que la Comisión Electoral validase los 88 avales presentados.

Víctor Fernández Miranda lleva en la junta directiva de forma ininterrumpida desde 2013, cuando accedió como vicepresidente de Ana Pacho. Tras la salida de esta en septiembre de 2014, asumió la presidencia y en febrero de 2017 ganó sus primeras elecciones con 274 votos, por los 69 conseguidos por Alberto Morán. Anteriormente ya había estado como vocal en las directivas de Honorino Montes -década de los ochenta- y a principios de los 2000 con el fallecido Fernando de la Roza.

No espera cambios en la junta directiva, que seguirá formada por quince miembros, con Celso Alonso y Rafa Camacho como vicepresidentes, este último como responsable de la cantera, y Juan García como secretario. El objetivo de Fernández-Miranda para estos próximos cuatro años es "consolidar al equipo en Segunda B y que el club vaya rebajando la deuda histórica que arrastra". Se trata de una deuda privada, de unos 300 mil euros, que van amortizando mensualmente.

Cambios en las torretas de iluminación del estadio

El club acometerá una inversión de unos 50.000 euros para cambiar cinco fotos de cada torreta, veinte en total, y mejorar la iluminación con bombillas led. Este cambio supondrá un ahorro anual de unos 6.000 euros y será compatible el uso del resto de focos actuales en caso de necesidad. El Ayuntamiento de Langreo se encargará de los trabajos de la obra, que esperan iniciar cuando finalice la temporada actual.

El Langreo pelea por todo

Actualmente ocupa la quinta posición con veintiún puntos, a dos de la tercera plaza que da acceso directo a la Primera División RFEF y tan sólo tres por encima de la zona que da lugar a la fase por la permanencia en Segunda División RFEF. El presidente langreano reconoce que "está todo muy apretado, el colchón se está acabando, pero sabíamos que es algo que podía pasar en un equipo como el nuestro. Tenemos lesionados a Adrián Llano y Álvaro Gómez, sanciones... son cosas que empiezan a pasar a estas alturas. Quedan tres partidos duros y está todo por decidir, la igualdad es máxima".

El Langreo perdió en el mercado invernal a Davo y Pana, "eran dos jugadores titulares y nos perjudicó, como el tema de que se puedan hacer cinco cambios en los partidos, porque las plantillas de equipos como el Numancia, Cultural, Valladolid o Burgos tienen veinte jugadores de primer nivel que nosotros no nos ponemos permitir. Aquí tenemos jugadores que vienen de Tercera y Primera Regional, pero hasta ahora estamos contentos con el rendimiento".

En lo social el club está cerca de alcanzar los 600 socios, una cifra mejor de lo esperada por la directiva, en una temporada donde solamente pueden entrar 300 espectadores al estadio, debido a las normas dictadas por el gobierno regional. A nivel económico, el club cuenta con un presupuesto de algo más de 400 mil euros, y "si todo va bien cerraremos el ejercicio sin sobresaltos, que en una temporada como esta no es poco", apuntó Fernández-Miranda, que de cumplir la presente legislatura se convertiría en el presidente más longevo en la historia del club.